El Ultrasonido Vaginal y transrectal

Objetivos del ultrasonido vaginal

Este tipo de examen se realiza para poder observar el útero (paredes) incluyendo a los ovarios. De esta manera a través del examen se pueden detectar anormalidades como tumores benignos o malignos.

La paciente se acuesta boca arriba con las piernas semi abiertas. El médico lubricará con gel el transductor que introducirá en la vagina. A diferencia del examen de ultrasonido abdominal donde se recomienda a los pacientes no orinar antes del examen, en el ultrasonido vaginal se le recomienda lo contrario, por lo que la paciente deberá llegar con la vejiga vacía al consultorio.baby-22079_960_720

Las mujeres que se han realizado citología vaginal han tenido la experiencia parecida al ultrasonido vaginal, pero en el caso de la citología se hace con un transductor un poco más grueso.

Objetivos del ultrasonido transrectal

Este examen sirve para evaluación de la próstata. Al igual que en el ultrasonido vaginal, se debe lubricar un transductor con el gel respectivo y colocarlo por el recto. Para ello, el paciente se ha acostado de lado y encorvado, dándole la espalda al médico.

En ambos casos se recomienda que el paciente lleve ropa cómoda y fácil de quitar, ya que una vez en la consulta se le pedirá que se vista con una bata, despojándose de la totalidad de la ropa.

Características de los exámenes de ultrasonido

En el caso de estos exámenes la mayor molestia que puede sentir el paciente es la penetración del conducto transductor tanto por el ano o por la vagina dependiendo del caso, pero no causa otra molestia ni productos efectos negativos, ya que no emplea ningún tipo de radiación.

Este examen ayuda a que el especialista tenga información relacionada con las características de los diferentes órganos, pero no puede generar resultados definitivos en el caso de cáncer u otras enfermedades.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *